Factores de éxito en la dinamización de una “Red de escala libre”.

En el artículo publicado en El País “Laszlo Barabasi: Las redes sociales ayudan a que el mundo sea cada vez más predecible“, Barabasi, director del Center Science de la Northeastern University (Boston), nos habla de la “Red de libre escala“.

Se entiende una “Red de libre escala” aquella en la que unos pocos nodos (hubs) concentran muchísimos enlaces y la mayoría, en cambio, muy pocos. Además, su crecimiento respeta una ley de potencias.
Los ejemplos aportados son claros: la web, las células del cuerpo humano…

Barabasi, respondiendo a una pregunta de Bernardo Marín es taxativo:

Todos los sistemas sociales son redes”[…] La siguiente pregunta es: “Cómo podemos usar la información de esa red para entenderlas? […] La red no es lo único, pero conocerla es indispensable para conocer el sistema.

En 1890 Wilfredo Pareto ya apuntó la famosa Regla del 80/20: el 20% de la población era propietaria delm 80% de la riqueza.
Al final, una “Red de libre escala” recoge lo que ya apuntaba Pareto, o George K. Zipf en 1940…  fijándolo con la ley de potencias.

En el contexto de una “Red de libre escala“, la teoría de los 6 grados (actualmente 4,74 según este artículo de El País, del 22 de noviembre de 2011) toma un especial relieve.
Esta conocida teoría en realidad no significa que “nuestro tejido social sea muy cohesionado, simplemente, sino que hay personas muy bien conectadas”.

En cualquier caso, es deducible que “la mayoría de los caminos más cortos pasan por los nodos mejor conectados”.
Esta deducción coincide con la “conexión preferencial” descrita en el modelo Barabasi-Albert según la cual “los nuevos nodos de una red poseen una “preferencia” a ser enlazados con los nodos más solicitados”.

Así pues, las redes de libre escala se caracterizan porque unos pocos miembros (20 %)  monopolizan la mayoría  de las relaciones (80%), y, a medida que se van incorporando nuevos miembros, éstos tenderán claramente a asociarse justamente a ese 20 % manteniendo, de este modo la relación 80/20.

En las antípodas de esta concepción reticular, se encuentra “La fuerza de los lazos débiles” (1973) de Granovetter.

Sus principales tesis son:

•  Transitividad de los lazos fuertes
▫  dos nodos conectados por un lazo fuerte tendrán conocidos comunes.
•  Los lazos que forman triadas transitivas no pueden hacer de puentes
▫  sólo los lazos débiles son puentes, y por eso son valiosos.
•  Los lazos fuertes forman parte de conglomerados, mientras que los débiles son una vía a la diversidad
▫  los lazos débiles proporcionan información novedosa.

Sin embargo aunque no todas las redes sociales se rigen por las mismas leyes Pareto y Granovetter son referencias a tener en cuenta.

Existe una tendencia a identificar “red social” con Facebook o Twitter: ambas redes genéricas, descomunales y de libre acceso. Pero los grandes conceptos reticulares son igualmente útiles para redes que se encuentran en las antípodas de estas macroredes, es decir en redes pequeñas, temáticas y de acceso más o menos restringido.

La “dinamización digital” (en entornos virtuales) es la disciplina que focaliza su objeto en fomentar e incrementar  la participación e interactividad de los usuarios que forman parte de un grupo, comunidad o red,  tanto cualitativa como cuantitativamente.

300px-Barabasi_Albert_1000nodes

La dinamización digital, por tanto, no se aplica a redes tipo Facebook o Twitter ya que carece de sentido intentar dinamizar una red ya especialmente dinámica de manera orgánica.

La dinamización digital tiene sentido, en cambio, cuando el contexto presenta un grupo, comunidad o  red de usuarios que vienen a compartir un mismo foco de interés y, especialmente, cuando los promotores de la red esperan algunos resultados determinados. Así, se entiende pues que una red social puede bien ser un “constructor” creado a la luz de las líneas etratégicas de alguna organización, con algunos objetivos claramente determinados.

También en el caso de estas redes sociales pequeñas cabe aplicar los conceptos definidos por Barabasi, Granovetter y Pareto, para contar con un principio de comprensión desde el que acercarse a la red, para tener una referencia de lo que cabe esperar de la red y para orquestar las grandes líneas de su dinamización.

Es claro que cada red posibilitará una determinada métrica y requerirá de una dinamización ad hoc, pero también es claro que cualquiera que sea el estilo de dinamización a implementar, éste deberá tener en cuenta algunos factores de éxito:

  • Identificación inequívoca y medible de los objetivos de la dinamización (se necesitan herramientas específicas).
  • Comunicación clara de los objetivos de la red y de los beneficios de la participación.
  • Conocimiento de los principales perfiles de usuarios que interactúan en la red.
  • Conocimiento del tema de interés común (cuando se trata de una red temática)
  • Identificación de los Nodos fuertes
    • Colaborar con el empoderamiento de los nodos fuertes
    • Ponerlos en relación entre ellos
    • Si fuera necesario, formarlos en gestión de grupos online
  • Identificación de patrones de navegación en la red.
  • Identificación de patrones de agrupación en la red.
  • Segmentación de usuarios y acciones de dinamización por segmentos.

¿Conoces alguna experiencia?

¿Quieres complementar la información?

Deja tu comentario o contacta con nosotros.

Fuentes y Referencias:
http://www.tejedoresdelweb.com/w/Redes_libres_de_escala
http://es.wikipedia.org/wiki/Red_libre_de_escala
http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/Laszlo/Barabasi/redes/sociales/ayudan/mundo/sea/vez/predecible/elpeputec/20111115elpeputec_4/Tes
http://es.wikipedia.org/wiki/Modelo_Barab%C3%A1si%E2%80%93Albert
http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/distancia/personas/desconocen/acorta/474/grados/elpeputec/20111122elpeputec_1/Tes